Adobe Flash en Linux AMD64

Un mes más sin postear nada, pero creo que la espera merecerá la pena. En mi dosis diaria de “monitorización” de incoming.debian.org, que para quien no lo sepa, es donde se suben los paquetes Debian antes de ser subidos a los repositorios oficiales, me encontré con una subida bastante extraña: el paquete flashplugin-nonfree subido para… arquitectura AMD64!!!!

“Imposible”. “No puede ser”. “No he visto ninguna noticia de que ya hayan hecho el port”. Total, que animado por tan grato descubrimiento, abro una nueva terminal, su - para convertirme en root y manos a la obra:

# apt-get update
# apt-get install flashplugin-nonfree
Leyendo lista de paquetes... Hecho
Creando árbol de dependencias
Reading state information... Hecho
Se instalarán los siguientes paquetes extras:
ia32-libs ia32-libs-gtk lib32asound2 lib32gcc1 lib32ncurses5 lib32stdc++6
lib32z1 libc6-i386 linux32 nspluginwrapper
Paquetes sugeridos:
konqueror-nsplugins msttcorefonts ttf-xfree86-nonfree xfs libasound2-plugins
Se instalarán los siguientes paquetes NUEVOS:
flashplugin-nonfree ia32-libs ia32-libs-gtk lib32asound2 lib32gcc1
lib32ncurses5 lib32stdc++6 lib32z1 libc6-i386 linux32 nspluginwrapper
0 actualizados, 11 se instalarán, 0 para eliminar y 5 no actualizados.
Se necesita descargar 31,7MB/32,0MB de archivos.
Se utilizarán 85,2MB de espacio de disco adicional después de desempaquetar.
¿Desea continuar [S/n]?

Por supuesto que sí. Así que pulso Enter y mientras se descargan los paquetes puedo ver que en realidad se trata de la versión de 32 bits que se ejecutará con nspluginwrapper Bueno a ver si funciona…

Pues sí… y no. Funciona casi todo perfectamente y por fin puedo ver vídeos de youtube en mi Debian AMD64. No todos (no sé por qué) pero bastantes sí. Y funcionan la mayoría de animaciones Flash que tan de moda se han puesto en páginas web para menús y demás. Una cosa más a tachar de la lista de cosas que no puedo hacer en mi ordenador de sobremesa.

Esta era la más importante, después de que ya hace meses incluyeran soporte para arquitectura AMD64 de OpenOffice.org. Ya solo queda que por fin me funcione el plugin de Java para Firef… perdón, Iceweasel 😛 . Pero esa, es otra historia.

Anuncios

Sigo vivo

Guau!!! Cómo pasa el tiempo… dos meses sin escribir nada… esto no puede seguir así. La verdad es que he estado bastante ocupado con el trabajo, algunos cursos y mi vida personal. Pero tengo en preparación varios artículos/howtos sobre lo que he estado montando en el trabajo. Sobre todo algunas cosillas con máquinas virtuales en Xen, LVM, instalación de servicios… Espero que la espera merezca la pena. En breve, más.

Crear un repositorio local de paquetes Debian

Esta semana ha salido por fin la nueva versión estable de Debian GNU/Linux, la versión 4.0 y más conocida como Etch. Si tenemos varias máquinas o servidores, mantenerlas actualizadas puede suponer un gran gasto de ancho de banda, ya que tendremos que bajar varias veces los paquetes de actualización.

Para ahorrar ancho de banda podemos utilizar varias herramientas que nos permitirán crear un mirror local Debian y así descargar solo una vez los paquetes necesarios.
Sigue leyendo

Soporte de Debian GNU/Linux en HP ProLiant

Por motivos de trabajo, he tenido la oportunidad de trabajar con servidores ProLiant en los que instalamos Debian GNU/Linux 3.1 ya por el año 2004. No nos dio excesivos problemas, teniendo en cuenta que oficialmente esta distribución se publicó el 6 de Junio de 2005. Si acaso, compilar un kernel a medida para mejorar un poco el soporte de la tarjeta de red, y que era necesario utilizar Lilo como gestor de arranque en vez de Grub.

El pasado 14 de Agosto de 2006, HP anunció que soportaría oficialmente Debian como distribución GNU/Linux en sus gamas de servidores ProLiant y BladesSystem. Por si no lo sabéis, HP proporciona junto con sus servidores un extenso catálogo de utilidades, herramientas de gestión, agentes para monitorizar y medir el rendimiento de la máquina, drivers… eso sí, para Windows (por supuesto) y para varias distribuciones Linux, a saber Red Hat Advanced Server y Suse Enterprise. Al realizar este anuncio, pensé que Debian se incluiría en este selecto grupo de distribuciones, ya que aunque se quede anticuada muy pronto como para usarla como distribución de escritorio, sí que es muy estable para usarla como distribución en servidores, ya que ni siquiera cambian el kernel durante la vida de la rama estable (ya vamos camino de 2 años). Pues bien, después de dedicar las últimas semanas a ver qué hay disponible, puedo afirmar que me equivoqué.
Sigue leyendo

Actualizar BIOS sin Windows ni floppy

En alguna ocasión nos puede ser necesario actualizar la BIOS de la placa base, por ejemplo para solucionar algún fallo, o dar soporte a una nueva revisión del procesador. Antiguamente, era necesario disponer de un disquete, con lo poco fiables que eran, y arrancar en modo MS-DOS para llevar a cabo la actualización. Sin embargo hoy en día es poco común encontrarnos ya con unidades de 3,5″ en los ordenadores (y menos si se trata de un portátil).

Lo que se lleva ahora es emplear alguna utilidad bajo Windows, que incluso pueden bajar la última versión del firmware desde Internet, y actualizar nuestra máquina desde una interfaz gráfica.

Por lo dicho anteriormente, vemos que los que hayamos pasado completamente de unidades de almacenamiento obsoletas, y de sistemas operativos también obsoletos 😛 , tendremos muchas dificultades para poder actualizar nuestros equipos… ¿o no?
Sigue leyendo

Hay tres cosas que se tienen que hacer en la vida (I)

Pues eso dice un refrán:

Hay tres cosas que se tienen que hacer en la vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.

Pues hoy puedo tachar uno de los elementos de la lista, en concreto plantar un árbol. Y podría tacharlo cuatro veces, porque ese es el número de árboles que he plantado junto a unos amigos en el Parque del Alamillo de Sevilla. En concreto soy “papá” de cuatro almeces, o más correctamente cuatro celtis australis. Todo ello gracias a una jornada de plantación popular organizada por este parque con motivo de las obras de ampliación a las que será sometido durante los próximos 8 años, de modo que pasará, desde las 50 Ha actuales, a tener una extensión de 100 Ha.

Hemos tenido mucha suerte, porque llegamos temprano al parque y apenas había gente todavía, por lo que pudimos plantar varios ejemplares (3) con total tranquilidad y siguiendo las instrucciones de varios responsables del parque. Al salir, nos dieron un diploma conmemorativo del evento para poder recordarlo en el futuro.

Volvimos una hora más tarde con otros amigos un poco rezagados, y ya tuvimos que sufrir algunas colas, y casi no nos dejan plantar otro árbol, porque ya habíamos plantado alguno, y quedaba gente esperando. Pero al rato ya pasó un poco el agobio de gente, y nos dejaron plantar otro, aunque ya no lo hicimos nosotros solos, sino que lo hicimos con 6 o 7 personas más.

En fin, una bonita experiencia, que intentaré repetir dentro de poco. Respecto a los otros dos elementos de la lista, tardaré un poco más en poder tacharlos de la lista… o al menos eso espero

En ruta extraurbana

Hoy he aprovechado el día de fiesta con motivo del Día de Andalucía para probar la bici por un nuevo terreno, y ver qué tal se me da eso de cambiar de marchas cuando recorro una cuesta “de verdad”. La ruta elegida ha sido esta:

Ruta en bici el 28/2/2007

Obviando la parte por Sevilla, una vez llegamos a TorreTriana, bajamos por el paso subterráneo, y cogemos el carril bici hacia Camas. Llegamos a la glorieta que da acceso a las localidades de Salteras y Olivares, y… pa’rriba. Joé como cansa la dichosa cuesta, sobre todo para alguien que no está nada acostumbrado a subirlas en bicicleta. Me quedaba prácticamente parado. Tras recorrer unos pocos metros por carretera (que se me hicieron eternos) con el peligro de los coches pasando y sin apenas arcén, llegamos a la entrada de la pista rural. Aquí empieza lo bueno.

Una pequeña cuesta abajo, para probar la suspensión e ir cogiendo confianza, y durante varios kilómetros, continuos cambios de subidas y bajadas. Muy divertido, y cansado. Sobre todo alguna cuesta que otra que toca subir con plato pequeño y piñón grande. Así hasta que llegamos a las vías del tren, y decidimos que ya era suficiente y nos dimos media vuelta. Ahora las cuestas arriba eran hacia abajo, y las cuestas abajo se convirtieron en cuesta arriba, y parecía que eran peores que las de la ida.

En fin, otros treintaitantos kilómetros en bici, pero esta vez más en serio, no dando paseitos por Sevilla. Intentaré repetir otro día.