Migrar un domU Xen en frío

Xen proporciona una mecanismo de migración de máquinas virtuales en caliente, pero para ello necesitamos algún medio de almacenamiento compartido (SAN, iSCSI, etc) para que funcione. Veremos que es posible migrar máquinas virtuales entre servidores Xen sin almacenamiento compartido, eso sí, en frío y tardando un poco más que la migración en caliente.

Como requisito claro está, es tener un par de servidores ya funcionando como dom0 en Xen, y memoria y espacio de almacenamiento suficiente en el servidor de destino para ejecutar la máquina virtual que vamos a migrar. En mi caso se trata de dos servidores corriendo bajo Debian Etch en arquitectura x86-64, con máquinas virtuales usando volúmenes LVM, y que llamaremos xen1 y xen2 para simplificar.
Sigue leyendo

Anuncios

Instalar Windows en una VM Xen

A veces puede ser necesario disponer de una máquina Windows para realizar pruebas, como por ejemplo probar algún desarrollo web en distintos entornos, o porque nos es imprescindible ya que tenemos que usar algún software que no dispone de equivalente en GNU/Linux (como algún software propietario de gestión de algunas centralitas que cuestan varios miles de Euros). En este artículo veremos que instalar Windows en una máquina virtual en Xen no es nada complicado.
Sigue leyendo

nVidia y Xen

Para quien no lo sepa, Xen es una tecnología de virtualización open source, que te permite ejecutar varias máquinas virtuales dentro de una máquina real, cada una con un sistema operativo independiente y favoreciendo el mejor uso de nuestros cada vez más potentes y desaprovechados equipos.

Desde el punto de vista de la administración de sistemas, proporciona numerosas ventajas, por ejemplo:

  • Creación de servicios estancos, de forma que si se compromete uno no se vean afectados los demás.
  • Más facilidad para realizar copias de seguridad, ya que bastaría con copiar la máquina virtual y arrancarla en un nuevo servidor en caso de desastre (Xen incluso permite la migración en caliente).
  • Se pueden modificar parámetros como la memoria RAM, el número de CPUs, espacio en disco… para ajustarlos a las necesidades de la máquina virtual
  • Se pueden crear máquinas de pruebas similares a las definitivas sin necesidad de adquirir hardware adicional.

Llevo bastante tiempo queriendo disfrutar de estas y otras ventajas en mi máquina particular, pero me encontraba con un gran obstáculo: el driver propietario de nVidia no soporta Xen. Por tanto, si utilizo Xen, no disfrutaría de aceleración 3D (útil por ejemplo para ejecutar Google Earth o jugar a algún juego). Esto ha sido así… hasta ahora.
Sigue leyendo