Hay tres cosas que se tienen que hacer en la vida (I)

Pues eso dice un refrán:

Hay tres cosas que se tienen que hacer en la vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.

Pues hoy puedo tachar uno de los elementos de la lista, en concreto plantar un árbol. Y podría tacharlo cuatro veces, porque ese es el número de árboles que he plantado junto a unos amigos en el Parque del Alamillo de Sevilla. En concreto soy “papá” de cuatro almeces, o más correctamente cuatro celtis australis. Todo ello gracias a una jornada de plantación popular organizada por este parque con motivo de las obras de ampliación a las que será sometido durante los próximos 8 años, de modo que pasará, desde las 50 Ha actuales, a tener una extensión de 100 Ha.

Hemos tenido mucha suerte, porque llegamos temprano al parque y apenas había gente todavía, por lo que pudimos plantar varios ejemplares (3) con total tranquilidad y siguiendo las instrucciones de varios responsables del parque. Al salir, nos dieron un diploma conmemorativo del evento para poder recordarlo en el futuro.

Volvimos una hora más tarde con otros amigos un poco rezagados, y ya tuvimos que sufrir algunas colas, y casi no nos dejan plantar otro árbol, porque ya habíamos plantado alguno, y quedaba gente esperando. Pero al rato ya pasó un poco el agobio de gente, y nos dejaron plantar otro, aunque ya no lo hicimos nosotros solos, sino que lo hicimos con 6 o 7 personas más.

En fin, una bonita experiencia, que intentaré repetir dentro de poco. Respecto a los otros dos elementos de la lista, tardaré un poco más en poder tacharlos de la lista… o al menos eso espero

Anuncios

En ruta extraurbana

Hoy he aprovechado el día de fiesta con motivo del Día de Andalucía para probar la bici por un nuevo terreno, y ver qué tal se me da eso de cambiar de marchas cuando recorro una cuesta “de verdad”. La ruta elegida ha sido esta:

Ruta en bici el 28/2/2007

Obviando la parte por Sevilla, una vez llegamos a TorreTriana, bajamos por el paso subterráneo, y cogemos el carril bici hacia Camas. Llegamos a la glorieta que da acceso a las localidades de Salteras y Olivares, y… pa’rriba. Joé como cansa la dichosa cuesta, sobre todo para alguien que no está nada acostumbrado a subirlas en bicicleta. Me quedaba prácticamente parado. Tras recorrer unos pocos metros por carretera (que se me hicieron eternos) con el peligro de los coches pasando y sin apenas arcén, llegamos a la entrada de la pista rural. Aquí empieza lo bueno.

Una pequeña cuesta abajo, para probar la suspensión e ir cogiendo confianza, y durante varios kilómetros, continuos cambios de subidas y bajadas. Muy divertido, y cansado. Sobre todo alguna cuesta que otra que toca subir con plato pequeño y piñón grande. Así hasta que llegamos a las vías del tren, y decidimos que ya era suficiente y nos dimos media vuelta. Ahora las cuestas arriba eran hacia abajo, y las cuestas abajo se convirtieron en cuesta arriba, y parecía que eran peores que las de la ida.

En fin, otros treintaitantos kilómetros en bici, pero esta vez más en serio, no dando paseitos por Sevilla. Intentaré repetir otro día.

En bici por Sevilla II

Desilusión. Al menos de momento, ésta es la única palabra que puedo decir después de desplazarme en bici por Sevilla durante los últimos 4 días. Sí, hay muchos carriles bici “casi” terminados. El problema es eso, “casi”. Vas por la mañana, te encuentras algunos tramos abiertos, y cuando vuelves después de trabajar, cerrados. No sabes exactamente qué te vas a encontrar. Sé que en teoría el plazo límite de la entrega de obras es en Agosto, pero ya por estas fechas deberían estar inaugurados bastantes kilómetros.

El caso es que en realizar un trayecto en el que debería emplear unos 25 minutos, tardo 40 en el mejor de los casos. Obras, vallas, baches, peatones (qué cantidad de ellos creen que están andando por una alfombra roja, o verde), tramos inconexos que sirven de bien poco… en fin, que espero que de aquí al verano se vayan solucionando estos problemas, y que la red se vaya finalizando en los plazos previstos.

Habemus Puerto Triana

Hoy por fin se ha decidido el proyecto ganador para edificar Puerto Triana. Recordad que habían quedado dos finalistas, casualmente los que más me gustaron desde el principio: Arquitectonica y Pelli. Y el ganador es…

¡¡¡Pelli!!!!

Proyecto de Pelli para Puerto Triana

Bueno, reconozco que Arquitectonica me impresionó desde el principio con su estilizada figura y sus 225m de altura, lo que la convertiría en una de las más altas de Europa. Pelli se queda “solo” en 178m, repartidos en 40 plantas. Igualmente impresionante, aunque no tanto como Arquitectonica.

Solo queda esperar que empiecen las obras, algo que ocurrirá pronto ya que quieren tenerla acabada para 2010. Me he propuesto llevarme la cámara de fotos al curro, y cada día, o cada semana, o al menos con bastante frecuencia, subir a la azotea e inmortalizar el avance de las obras.

En bici por Sevilla

Aunque a algunos sevillanos no les guste, en Sevilla están desplegando una completa red de carriles bici. Es esto algo que se había reclamado desde hace bastantes años y que por fin se está llevando a cabo, aunque tenga algunos puntos negros que espero se solucionen con el tiempo.
Sevilla es una ciudad perfecta para desplazarse en bici: buen clima casi todo el año, no es demasiado grande, es bastante plana… y además ir en bici es una sencilla forma de hacer deporte y ahorrar energía (y dinero).
Ya hace tiempo que dejé aparcado el coche para ir a trabajar y opté por usar el transporte público, aunque me reste 20 minutos de sueño cada día, pero todo sea por no soportar a los “magníficos” conductores sevillanos. Y la construcción del carril bici ha sido el empujón que necesitaba para lanzarme a comprar una bicicleta.
Tras consultar a mi amigo Antonio, he comprado una B-Pro ZS2 Disc, aprovechando las rebajas y la garantía de El Corte Inglés, aunque todavía estoy esperando a que me la traigan. Cuando la pruebe, y desde mi inexperiencia, postearé indicando mis impresiones sobre ella.
Mientras tanto, me he entretenido conociendo la red de carriles en www.sevillaenbici.org, y los he traducido a rutas para importar en Google Earth. Si alguien lo quiere puede conseguirlo descargándolo aquí.
Espero que os sea útil.